En general, un compresor es una máquina especialmente diseñada para aumentar la presión de los gases, esto se logra, comúnmente, con la compresión del aire. De esta forma, el aparato proporciona energía a otras herramientas y máquinas. Es decir, es una fuerza motriz que sustituye a la electricidad.

Existen compresores a pistón o émbolo (alternativos) cuyo uso es el más frecuente debido a su diseño. Éstos producen altas presiones en volúmenes pequeños, y generalmente se utilizan para aplicaciones domésticas e industriales.

También hay compresores de aire para uso casero y profesional. Uno de sus usos más comunes es para la aplicación de pinturas y barnices y en herramientas accionadas por aire (como las que utilizan los odontólogos).

Si ha decidido adquirir un compresor de aire, le sugerimos tomar en cuenta la capacidad del tanque de acuerdo con la potencia que requiera la herramienta a utilizar. Otro aspecto es el caudal, que es el que le permite elegir la potencia que necesita.

En Compresores Revolución no solo contamos con compresores de distinto tipo, sino que los vendemos y alquilamos. Comuníquese con nosotros y lo asesoraremos de manera eficiente.

Con información de:
http://caypacomercial.es/
http://www.starline.com.mx/?page_id=161